Código de bioética

CÓDIGO DE ÉTICA PARA LOS HOSPITALES

Presentación

La vinculación entre la práctica Médica y la vida humana, es un fenómeno que ha generado una demanda social que ha obligado al establecimiento de normas que regulen el ejercicio profesional de los médicos. Esta demanda social ha dado origen a códigos, leyes y reglamentos de carácter universal en los que, por una parte se atiende la preocupación del médico por regular su actividad profesional y por otra, se garantiza a la sociedad el respeto a los valores fundamentales de la vida humana. De esta manera, la ética médica se convierte en la directriz que norma, regula y sanciona la actividad médica. Actualmente, el quehacer médico se caracteriza por una mayor interacción entre la medicina como arte y la medicina como ciencia, bajo un perfil de desarrollo tecnológico cambiante día a día, influenciado por los cambios sociales globales y muy particularmente los acontecidos en los años recientes en nuestra nación, lo que ha llevado a un cambio en los valores humanos. Sin embargo, hay valores y principios fundamentales que permanecen al paso del tiempo, como es el respeto a la vida y a la dignidad humana. De igual manera se encuentra el reconocimiento de los derechos humanos, entre los que figuran los derechos de los pacientes y el derecho a la salud.

La existencia de códigos y reglamentos reconocidos por organismos gubernamentales, agrupaciones profesionales médicas, y organizaciones civiles de carácter internacional, son una evidencia contundente del avance que en materia de regulación de los servicios médicos se ha dado, principalmente en el siglo pasado.

Este código se apega a los principios y preceptos éticos que rigen el actuar médico universalmente. El personal del equipo de salud debe conocer, aplicar y difundir las normas de conducta ética al personal no médico, a los usuarios de los servicios médicos e incluso a los proveedores externos y al público en general, de hecho, es una declaración institucional formal, de las normas y reglas de conducta ética para todo el personal de nuestra Organización, para concientizarlos, informarles de las leyes y políticas existentes, con el objeto de evitar que se presente alguna falta al presente Código de Conducta.

Relación médico paciente

1. La relación médico-paciente se debe establecer en un entorno de respeto mutuo, con un alto sentido de calidad moral, una preparación técnico científica adecuada, y con la aprobación del paciente de todas las acciones médicas que se requieren para su manejo.

2. La información que proporciona el médico al paciente o sus familiares, debe ser en un lenguaje comprensible, lo que permita que el enfermo tome la decisión de las propuestas terapéuticas y diagnósticas que el médico sugiera.

3. El médico tiene la obligación de presentarse correctamente ante el paciente, informando su nombre completo, su especialidad y la actividad que realiza en la Institución.

4. Tanto el médico como el paciente deben fundamentar su relación en un respeto irrestricto a sus valores y principios.

5. La relación médico-paciente establece obligaciones mutuas. Los médicos están obligados a actuar con profesionalismo, ética, calidad y tratar al paciente con respeto. El paciente debe solicitar la información relacionada a su padecimiento y tratamiento, y debe comprender cabalmente el tratamiento propuesto, y participar responsablemente de su cuidado.

6. Cuando el paciente esté imposibilitado de expresarse, por su edad o la pérdida de sus facultades, es necesario que un familiar o responsable legal que conozca al paciente informe los datos clínicos necesarios para el proceso de atención médica.

7. Bajo ninguna circunstancia el paciente y sus familiares podrán ofender o agredir al equipo de salud. Tendrán la obligación de brindar un trato amable y respetuoso, independientemente de las diferencias existentes.

Conducta bioética del médico

1. El médico es un individuo libre, responsable, ético y un profesional que no deben ser minimizado a un recurso de la voluntad del paciente.

2. El médico tiene la libertad de negarse a realizar lo que en su conocimiento, conciencia y ética resulte dañino para su paciente, y estos principios no deben quebrantarse bajo ninguna circunstancia.

3. Bajo ninguna circunstancia los médicos fomentarán relaciones de índole no profesional con sus pacientes dentro de la Institución.

4. Es una responsabilidad y compromiso del médico mantenerse actualizado en su ámbito de competencia profesional a través de las diferentes opciones con las que se cuenta en la actualidad.

5. Cuando el médico lo considere conveniente, deberán de analizarse el proceso de atención médica a través de reuniones colegiadas multidisciplinarias.

6. El médico debe aplicar con criterio y responsabilidad y fundamentado en el diagnóstico clínico los métodos auxiliares de diagnóstico y tratamiento, fundamentándose en una evaluación clínica integral del paciente, explicándole su utilidad. Se debe evitar solicitar estudios repetitivos e innecesarios.

7. El médico debe fomentar la participación activa del enfermo y su familia en el cuidado de su salud, estableciendo un compromiso mutuo.

9. El médico debe dirigirse al paciente por su nombre, evitando aplicar diminutivos aparentemente afectuosos, ante la posibilidad de parecer peyorativos.

10. La exploración clínica del paciente se realizará en un ámbito de respeto y profesionalismo, idealmente con la presencia de una enfermera, cuidando la integridad y dignidad del paciente.

11. Toda receta médica debe ser elaborada por el médico tratante con el detalle y especificidad necesaria.

12. El paciente debe estar informado por su médico tratante de la evolución de su enfermedad y del tratamiento que está recibiendo y su pronóstico.

Conducta bioética del equipo de salud

1. La información relacionada al proceso de atención médica debe ser manejada bajo las más estrictas reglas de confidencialidad.

2. Bajo ninguna circunstancia el equipo de salud puede ignorar, menospreciar, repudiar, cuestionar o ridiculizar los valores del paciente. Tiene la obligación de brindar un trato sensible y respetuoso independientemente de las diferencias existentes.

3. Bajo ninguna circunstancia ningún integrante del equipo de salud discriminará a los enfermos, independientemente de las diferencias políticas, religiosas, sexuales y raciales.

4. El equipo de salud debe recibir un trato respetuoso y cordial, por parte del enfermo y de sus familiares.

5. El manejo de residuos peligrosos biológico infeccioso debe ser adecuado, para evitar riesgos para la población o la contaminación del ambiente.

6. Bajo ninguna circunstancia se justifica que el equipo de salud haga uso de los recursos de la Institución para fines personales.

7. El equipo de salud debe evitar comentarios y acciones que lesionen la imagen o prestigio de otro médico o de la Institución.

8. El equipo de salud debe evitar hacer comentarios en público o reuniones sociales con relación a aspectos médicos de los pacientes.

9. Por ningún motivo el equipo de salud aceptará remuneración económica, cuando ésta provenga del paciente o familiares en pago de su labor institucional. Lo anterior es inmoral y es una falta profesional grave.

Atributos del personal de salud

Toda persona que ha decidido dedicar su vida a la noble tarea de proteger o aliviar la salud de sus semejantes, debe procurar cultivar algunas cualidades que intentará mantener o acrecentar cotidianamente. Tendrá un particular cuidado sobre los siguientes atributos:

Vocación de servicio. Disposición de realizar su mayor esfuerzo en provecho de las personas a quienes sirve.

Honorabilidad. Comportamiento acorde con los dictados de una conciencia recta y limpia.

Nobleza. Deseo de ayuda y compasión hacia los que sufren o requieren sus servicios.

Bondad. Trato amable y cuidadoso con los usuarios y sus familiares, colegas y demás miembros del equipo de salud.

Responsabilidad. Firme propósito de cumplir con las funciones de atención a la salud que tiene asignadas.

Tenacidad. Perseverancia en las acciones en beneficio de los usuarios.

Flexibilidad. Tolerancia y búsqueda de alternativas que sean aceptadas por usuarios y colegas.

Superación .Continua actualización para ofrecer a los usuarios las mejores posibilidades en su atención.

Sentido de equipo. Respeto y reconocimiento para todos los componentes del equipo de salud.

Lealtad a la Institución. Preservar y cooperar a la superación de la imagen de su Institución ante la sociedad.

Humildad. Reconocimiento de los errores cometidos y corrección cuando es posible.

Codificación estratégica administrativa

1. – El Hospital opera tradicionalmente con valores fundamentales los cuales demuestra al cumplir su misión de “proporcionar asistencia médica con calidad a la población abierta y del Seguro Popular así realizar actividades de Seguridad del paciente y de docencia e investigación de alto nivel, con integración de todo el personal, basados en principios de profesionalismo y responsabilidad compartida para lograr la satisfacción del usuario y del equipo de salud en un ámbito de respeto y honestidad”.

2. – Desde el punto de vista estratégico, el Hospital promoverá que la realización de todas las actividades sea sobre la base de los valores de honradez, imparcialidad, justicia, transparencia, rendición de cuentas, dentro de un entorno cultural ecológico y con generosidad, igualdad, eficiencia , eficacia , equidad , respeto y liderazgo.

El nivel directivo fomentará una atención expedita, de buena fe, y buscando la mejor imagen institucional.

3. – Todo el personal atenderá a los usuarios, pacientes, terceros y al personal del Hospital sin buscar dádivas o preferencias o daños a terceros y actuando con respeto, cordialidad y tolerancia.

4. – Todo el personal desempeñará su función laboral buscando la satisfacción del usuario, no debiendo aceptar compensación o prestación alguna, en dinero o especie por el servicio proporcionado.

5. – Las áreas de investigación y enseñanza formularán respectivamente sus protocolos, seminarios, congresos, y en general sus procesos, dentro de un marco de integridad, transparencia y liderazgo.

7. – Los pagos de sueldos y prestaciones, pagos a proveedores y acreedores, así como los cobros de cuotas de recuperación, y en general la administración de los recursos financieros fiscales y de terceros, se harán, además de conformidad con las leyes y disposiciones respectivas, partiendo desde un marco de honestidad, integridad, trato digno e igualitario, nitidez y disponibilidad de evidencia documental u operativa.

8. – Las funciones de adquisiciones, contratación de servicios subrogados, y mantenimiento a equipos e instalaciones, nutrición, recepción, almacenaje y abasto de materiales de curación y medicamentos y materiales en general, así como contratación de seguros y finanzas, se efectuarán en un ámbito de integridad, igualdad, respeto, no utilizando el cargo para obtener ventajas personales o a favor de terceros y actuando con transparencia y buscando la factibilidad de verificación documental u operativa.

9. – La protección de las personas, los accesos y salidas del personal, custodia de bienes y tránsito de objetos y vehículos, se llevará a cabo fundamentalmente con criterio de imparcialidad, apego a las normas jurídicas, igualdad, respeto, y espíritu de servicio.

10. – El manejo general de los residuos peligrosos, biológico infecciosos, se realizará con criterio de seguridad y limpieza protegiendo el ecosistema, así como en defensa y preservación del medio ambiente procurando siempre la estabilidad y protección de la salud y la conservación del bien común.

11. – Las relaciones públicas se efectuarán proporcionando información suficiente y clara a los pacientes, usuarios, familiares de los anteriores, visitas, terceros y público en general; con un trato digno y cortés, promoviendo los principios y valores fundamentales, con una atención igualitaria, sin importar credo religioso, tendencia política o partidista, sexo, edad, ni raza, y con el propósito básico de consolidar la imagen y confianza en la Institución Hospitalaria.